El Programa de Integración Escolar (PIE) es una estrategia inclusiva del sistema escolar cuyo objetivo principal es entregar apoyos adicionales a los estudiantes que presentan Necesidades Educativas Especiales, ya sean de carácter transitorias o permanentes, con el fin de equiparar oportunidades para su participación y progreso en los aprendizajes del currículum nacional, y a través de ello contribuir al mejoramiento de la enseñanza para la diversidad de todos los estudiantes.

El profesor jefe es el encargado de llenar una ficha de derivación después de haber observado al alumno en cuanto a su rendimiento y comportamiento (dificultad severa para poner atención, ritmo de trabajo más lento, inquieto, etc). Sin embargo, el equipo del programa de integración escolar está constantemente trabajando en la sala de clase por lo que se hace más fácil detectar a un niño que necesite ser evaluado y apoyado en su proceso escolar.

Los estudiantes son derivados a especialistas internos del Colegio San José tales como: educador diferencial, psicopedagogo, fonoaudióloga y/o psicóloga, según corresponda. Son ellos quienes comienzan el proceso de evaluación con test estandarizados sugeridos por el Ministerio de Educación. En el caso de ser necesario, también se realizan derivaciones a profesionales externos con la finalidad que nos apoye en descartar y/o corroborar un diagnóstico.

Recibimos alumnos que llegan diagnosticados y derivados por especialista externo, como es el caso de los alumnos con déficit atencional generalmente.

El proceso de evaluación debe ser realizado por un equipo de profesionales idóneos, tanto del área educativa como de salud, es decir, que esté inscrito y autorizado en el Registro de Profesionales administrado por el Ministerio de Educación.

Cada evaluación tiene el propósito de determinar el tipo de trastorno o déficit que presenta el alumno y la necesidad educativa que presenta, es decir,  la condición de aprendizaje del estudiante en el contexto escolar para poder dar los apoyos necesarios y acordes a cada estudiante.

Trabajamos con estudiantes con diagnóstico asociados a Necesidades Educativas Especiales (NEE) de tipo permanente y transitoria:

NEE permanentes:

Discapacidad intelectual leve y moderada.

Trastorno Generalizado del desarrollo de tipo Asperger.

NEE transitorias:

Trastorno de Déficit Atencional.

Trastorno Específico del Lenguaje.

Trastornos Específicos del aprendizaje.

Funcionamiento Intelectual Limítrofe.

Se puede postular por curso, un máximo de cinco estudiantes con diagnóstico asociado a NEE de tipo Transitorio y dos estudiantes de diagnóstico asociado a NEE de tipo permanente.

La derivación conlleva un proceso donde se siguen varios pasos. El profesor jefe tiene una ficha de derivación donde se anotan los datos del alumno y el motivo de derivación. Ésta se la entrega a la coordinadora académica quien se encarga de derivar a quién corresponde (coordinadora PIE, coordinación área de psicología, orientación vocacional, fonoaudiología, reforzamiento pedagógico).

Cuando la derivación la recibe la coordinadora PIE ella ve, de acuerdo al motivo de derivación, a quién de su equipo lo deriva para ser evaluado por el profesor PIE correspondiente al curso del alumno, psicóloga PIE o fonoaudióloga, quien debe registrar en esta misma ficha si requiere o no entrar al PIE y cuál será su plan de trabajo.